Archivo del sitio

Caravana y fiesta en Misiones para recibir al rojo

Independiente arribó a la provincia de Misiones y fue recibido por casi 500 almas rojas que se acercaron al aeropuerto “Libertador General San Martín” de la ciudad de Posadas. Bombos, bengalas, cánticos, camisetas, muchas camisetas rojas y lo mejor de todo, mucha familia reunida para ver llegar a los jugadores que forman parte del plantel de Primera.

La incursión del rojo en la B Nacional lo llevó a visitar territorios que hasta este año eran desconocidos. Independiente ya había visitado Misiones en dos oportunidades anteriores, una en el año 85 cuando enfrentó a Guaraní Antonio Franco y otra en el invierno de 1999 por un torneo amistoso contra Olimpia de Paraguay.

El equipo fue recibido por cerca de 500 almas rojas

El equipo fue recibido por cerca de 500 almas rojas

En esta oportunidad, el contexto es bien diferente. El Rey de Copas está en la segunda división del fútbol argentino pero sus hinchas continúan más fieles que nunca. Eso sintió ayer en la ciudad de Posadas, donde los hinchas del rojo montaron una gran fiesta para recibir al equipo comandado por Omar De Felippe. Una hora de vigilia en el aeropuerto con cánticos y bombas de estruendo. Cánticos de apoyo a los jugadores y fotos con la gran mayoría que se acercó hasta el vallado perimetral para saludar a los fanáticos. El único insultado fue, sin lugar a dudas, Javier Cantero quién pasó a 500 metros de la gente pero así todo no pudo evitar recibir un baño de insultos de parte de los hinchas misioneros.

Lee el resto de esta entrada

Anuncios

La peor primera vez

Muchos que me hablan sobre el tema y me preguntan si estoy feliz por poder ver al rojo en Misiones el próximo lunes. Y la verdad es que no. Todavía sigo conservando el paladar negro que caracterizó al hincha de Independiente. Que nuestro Club venga a jugar acá estando en la B es una vergüenza, es patético, es lo peor que pudimos imaginarnos.

Sin embargo, es lo que hay e iré a alentar con todo. Pero ese “alentar con todo” no significa que me esté sucediendo lo que sufre todo el fútbol argentino. Yo soy hincha de INDEPENDIENTE, no de la HINCHADA. Por lo tanto, todavía estoy dudando en cómo tomar este partido. La mezcla de sensaciones y sabores en inmensa.

Lee el resto de esta entrada

Nadie se hace cargo

Mientras la dirigencia de Independiente se desvela por lograr un rédito personal en cuanto a la contratación de Matías Pisano, en el equipo hay otros jugadores que sí deberían ser objeto de análisis. Jugadores que claramente no están a la altura de la camiseta, de la división y ni siquiera del deporte al que se dedican, ya que pareciera que en años y años de carrera aún no aprendieron lo suficiente.

Su gesto se replica en los hinchas.

Su gesto se replica en los hinchas

Este es el caso de, por ejemplo, Reinaldo Alderete. Un refuerzo que vino proveniente de San Martín de San Juan bajo el discurso de que “conocía la categoría”. Ahora, ¿qué es lo que realmente conocía?, sabía los equipos que jugaban, pero no cómo lo hacían, ni nada. Prácticamente no hace nada bien, vive tomando malas decisiones, siempre llega con poca fuerza o con temor a disputar la pelota, comete errores infantiles que terminan costando muy caro para el equipo,  no corre y hasta juega con la displicencia que, en algún caso, podría llegar a tener un jugador consagrado con la camiseta.

Teóricamente, Alderete debería ser ese volante central que roba todas las pelotas, que se come la cancha y a los rivales, y más teniendo en cuenta que “conoce la categoría”. Sin embargo, nada de eso sucede. Da lástima verlo jugar con esa hermosa camiseta puesta cuando hay millones de personas que se mueren por dejar todo en el césped con tal de defendarla, al menos, por un día.

Lee el resto de esta entrada

Má, mirá que hoy jugamos…

Hinchada del Club Atlético Independiente.

Nunca pude ir a la cancha, nunca lo vi al rojo levantar ni siquiera una de las 7 libertadores que tiene. Pero gracias a mi viejo, que tres días después de haber nacido ya tenía la casaca del rojo puesta, y desde ese entonces llevo los colores de Independiente en el corazón. Hoy y siempre agradecí a mi viejo por hacerme hincha de Independiente. Si bien me tocó vivir quizás las peores épocas del club, mucho tiempo de abstinencia en títulos, siempre estuve en frente del televisor, de la radio, de cualquier forma siguiendo a mi querido Independiente. Debe ser porque mi viejo me llevaba a la cancha desde los dos años, pero yo siento algo especial por el fútbol. El fútbol simboliza mi vida entera, mi vida está enmarcada por el fútbol. Todo el que me conoce sabe lo que me apasiona este deporte y lo ultra fanático que soy del gran Rey de Copas.

Como dije al principio, nunca pude ir a la cancha, no lo vi campeón de la Libertadores, pero extrañamente tengo la capacidad de hacerme la ilusión de que sí estuve en la cancha y de que lo vi campeón de la copa. De los 18 años que tengo, los 18 me pasé leyendo las epopeyas internacionales del rojo a lo largo de su historia, vi una y otra vez cada de los videos de esas hazañas y escuchaba con los ojos lagrimeados todo lo que me contaba mi viejo, y el orgullo que me daba cuando personas mayores me decían: “aah sos de Independiente, lo que eran esos equipos de antes. Bochini, Bertoni, Santoro, etc. Mamita querida, no te haces una idea”. Debe ser por todo esto que cuando hablo de copa Libertadores, habló como un hincha que alguna vez la ganó, y es porque así lo siento!

Yo soy de la nueva generación de hincha, de la que crecimos con el Palomo Usuriaga, con el gaby Milito, el Kun Aguero, Silvera… pero tengo al lado mío a mi viejo que es de la generación dorada de Independiente, el bocha, Bertoni, Burruchaga, Maradona. Ahora el destino pareciera estar cambiando para el club, que de a poco estamos volviendo a ser lo que fuimos. En el 2002 amagamos con volver, logramos el título de la mano del mejor técnico de Independiente, por lo menos para mí, en mis 18 años de vida, pero cosas de la vida, volvimos a caer y fiero. Hasta que el año pasado, después de tocar fondo, vino un señor apodado “Turco” que sacó la mística copera que el rojo tenía guardado en el baúl, nos dio la copa que nos faltaba, la Sudamericana. Gracias a esto pudimos ingresar al repechaje de la libertadores, con el exquisito sabor agregado de haber dejado afuera de dicha competición a, ni más ni menos que nuestro abandonador vecino, que no lo quiero ni nombrar, pero con abandonador, ya se sabe de quién estoy hablando.

Lee el resto de esta entrada

Ocuparse del futuro.

Finalizada la 16 fecha del torneo Clausura 2012 del fútbol argentino, el Club Atlético Independiente de Avellaneda volvió a defraudar a los miles de hinchas que se movilizaron hacia el Libertadores de América para disfrutar del espectáculo. El resultado final fue un pobre empate 0 a 0 contra el conjunto dirigido por Frank Kudelca, Unión de Santa Fe. El rojo venía de tres derrotas consecutivas que complican su futuro, teniendo en cuenta la magra cosecha de puntos con la comenzarán el torneo que viene en la tabla de los promedios, peligrando su permanencia en la primera división del fútbol argentino.

Con este marco de referencia, el equipo dirigido por Cristian Diaz debía ganar si o si, para aliviar las almas rojas que se aglomeraron en el LDA -el remodelado estadio de Independiente- y en medio de un tenso clima entre la dirigencia del club y el sector denominado “barras bravas” del equipo de Avellaneda. Sin embargo, los jugadores no supieron aprovechar la localía para hacerse con el triunfo y luego de un muy mal partido, el resultado terminó siendo como una derrota más. El empate conseguido –o los dos puntos desperdiciados- no alivian la sed de puntos que hoy posee el conjunto de Avellaneda y los hinchas rojos ya comenzaron a impacientarse ante la escases de puntos obtenidos en las últimas cuatro fechas (1 de 9).

Los jugadores locales fueron despedidos por silbidos y cánticos de reproche por parte de la hinchada que acompañó al rojo en el estadio. Está más que claro que el hincha de Independiente está agotado de las pobres campañas cosechadas por el equipo y mucho más preocupada por el futuro. De terminar ahora el campeonato, el rojo arrancaría la temporada 2012/2013 a solo 1 punto del descenso directo –cabe aclarar que a partir del próximo torneo el sistema de descensos en el fútbol argentino será modificado. En lugar de haber dos descensos directos y dos promociones, habrá tres descensos directos y se abolirán las promociones– a la segunda división del fútbol argentino. Por esto y porque Independiente es uno de los dos equipos de la primera división que nunca perdieron la categoría, es que el rojo debe no preocuparse, si no OCUPARSE de lo que viene. Con buenas incorporaciones, una buena pre-temporada y sobre todo con mucho trabajo en equipo, levantar el rendimiento de todos y realizar una buena cantidad de puntos que lo haga abandonar los puestos riesgosos y mantener la categoría.

A continuación, el resumen del partido entre Independiente frente a Unión de Santa Fe, realizado por Domingol, Tyc Sports.

Tabla de promedios extraída de: http://www.promiedos.com.ar/