Tercera etapa de la historia del fútbol.

Tercera etapa.

Actualmente el fútbol ha tomado importancia en otros aspectos fuera de lo social y lo deportivo. Hoy en día el fútbol está enmarcado por la economía y la política a nivel global. Y son estas mismas incidencias los que desembocan en el fútbol que tenemos actualmente, en dónde se gastan millones y millones de dólares en pases de jugadores –es una locura pensar que, por un simple jugador, se pueda desembolsar una cifra cercana a los 100 millones de dólares o algo más acotado, más palpable a la realidad de todos. Que para asistir a un partido del deporte más popular del mundo, aquí en la Argentina haya que abonar 150$ pesos por una entrada. Al margen de los precios que se manejan en la reventa de entradas, en dónde las entradas pueden llegar a valer 1.000$ pesos –queda demostrado una vez más, que el fútbol puede más que todo- y hay personas que lo pagan, con tal de poder disfrutar del espectáculo y vivir la pasión del fútbol.

La politización del fútbol desembocó en la aparición, de las barras bravas violentas. Un grupo de personas que por propia elección toma las riendas de la hinchada. Suponen ser los animadores del espectáculo en las hinchadas y de alentar y brindar apoyo al equipo en todo momento. Pero son estas mismas personas, las que tornaron al fútbol actualmente en una cuestión muy relacionada con la violencia. Los intereses económicos que se entremezclan con los escalones de las tribunas y los políticos que, ven en ellos un foco, una “avalancha” de gente que pueden favorecerle en las urnas, lo que llevó a que todo se descontextualice y hoy en día, ese sector denominado “Barra brava” solo busca complacer sus intereses económicos –ya que muchos son bancados por políticos o mismos dirigentes de los clubes-, entrar gratis a las canchas, ir a los mundiales gratis, etc.

A mediados de Mayo, hubo un club, un presidente que se decidió y tomo las riendas de la problemática con la intención de solucionar el tema de los barra bravas y erradicarlos definitivamente de las tribunas del fútbol argentino. Ese club es Independiente de Avellaneda y ese presidente es Javier Cantero. Cantero prometió en su campaña que iba a ser uno de los puntos fuertes de la gestión y hasta ahora lo está cumpliendo. A penas, algunos meses después de asumir en Diciembre de 2011, decidió recortarle los beneficios a los barras bravas, aplicarles el derecho de admisión en todas las canchas y de esta manera poder terminar con este grupo de personas que lo único que hace es, perjudicar a su propio club, a sus propios hinchas, en fin, al fútbol argentino en general. Pero ni Independiente, ni Cantero van a poder solos. Hay que ayudarlo entre todos.

Anuncios

Acerca de jorgeposdeley

Estudiante de la carrera de Comunicación Social en la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la UNaM.

Publicado el mayo 28, 2012 en Relatos.. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: